En el mar todo es diferente. ¿Por qué se mide en nudos la velocidad de los barcos?  La velocidad de los barcos a vela se mide en nudos desde el siglo XVI por la utilización de un rudimentarios sistema llamado “corredera”.

El sistema de medición de velocidad es sencillo: en una pequeña barquilla atada a una cuerda con nudos y recogida en un rodillo; se lanzaba por la borda esta barquilla que era frenada por el agua (según la velocidad) y obligaba al rodillo a liberar más cuerda y, por ende, más nudos.

Los nudos se encontraban equidistantes cada 15,432 metros en este precario velocímetro, efectivo para conocer el desplazamiento estimado de la embarcación.

Los marineros lanzaban al agua esta barquilla, fabricada en madera,  con un reloj de arena medían el número de nudos que discurrían por el rodillo en un tiempo. Así se medía la velocidad del barco en nudos.

Durante dos siglos hubo variaciones en las versiones del sistema de medición en cuanto a la intérvalo entre nudos como al tiempo. A mediados del siglo XVIII quedo estandarizada la milla náutica.

Nudos en navegación: ¿cuánto es una milla náutica?

La milla náutica quedó determinada en 1,852 m/h, la velocidad necesaria para recorrer un grado de longitud o latitud en unas 60 horas. Recordemos que se trabajaba sobre cartas náuticas, así una milla náutica corresponde a un minuto de arco de meridiano.

Se utiliza la abreviación kn -del inglés náutico knot/not- acordado por la Organización Internacional de Medición (ISO). No obstante se utiliza también kt para el singular y kts para el plural.

Truquito para recordar cuánto es una milla náutica

Existe una regla mnemotécnica para no olvidarse cuánto representa un nudo:

1 nudo es un ‘ocho sin codos”. Es decir, 1,852 m/h

 

Ya sabes  por qué se mide en nudos la velocidad de los barcos. En próximas entregas escribiremos sobre más conceptos náuticos.